jueves, 25 de octubre de 2012

Madre, ese ser. Parte IV

En época de exámenes, no era raro que a alguna de mis hermanas le diera la típica crisis de: "Dios mío, ¡no puedo! ¡Voy a suspender!¡Es demasiado temario! ¡No me da tiempo! ¡Es imposible! ¡IMPOSIBLE! ". 

Mi madre, comprensiva como la que más, nos animaba con tesón: "Hija, no todo el mundo vale para estudiar. Esto es así. ¡Déjalo!"

Ahora, cuando se lo recordamos y le decimos que en su curso CCC de "Psicología para hijos" la estafaron vilmente, ella nos mira con desdén y dice: "Hijas, no seáis malas (táctica 1 de madre: la mejor defensa es un buen ataque. Haz que se sientan culpables y olviden que la mala se supone que eres tú) ¡Lo hice lo mejor que pude! (... con el material que me tocó en suerte. ¡Bastante conseguí de vosotras teniendo en cuenta cómo eráis!)

PS: No os dejéis engañar por mi maldad. Mi madre es una tipa estupenda, ¡sólo hay que ver lo geniales que han salido sus hijas!


5 comentarios:

NIKITA dijo...

hemos coincidido en temática del post hoy!!! Mi madre es de las que me sueltan ¿sabes que vas a morir sola? cuándo tienes pensado echarte novio?? estás perdiendo un tiempo precioso...

Madre no hay más que una... gracias a dios!!!!!!

Goethita dijo...

Mi madre es al revés. Se pasa la vida diciéndome que todos los hombres apestan, que son unos egoistas y que sólo quieren a las mujeres para que los cuiden y hagan las tareas del hogar.

Lo gracioso del asunto es que como me revienta que alguien sea tan radical en sus ideas, al final acabo defendiendo a los hombres como si no hubiera un mañana. ¡Yo! ¡Defendiendo a los hombres! ¡A LOS HOMBRES! ¿Te imaginas?

Efe Morningstar dijo...

Habéis educado fatal a vuestras madres, lo digo siempre. La mía, desde que le hicimos ver que no tenía Autoridad Moral para reprendernos prácticamente-sobre-ningún-tema, funciona fenomenal.

Inés dijo...

Desde luego que tú, al menos, has salido genial. Así que algún mérito habrá que darle a tu madre.

Pero lo que no tenéis que hacer en ningún caso es decírselo a ella. Bueno, quizás en su cumpleaños. Y ya.

Goethita dijo...

Efe, ¡ja! ¡Tu madre no es gallega y medio meiga! ¡No se puede luchar contra las fuerzas del mal! (¿Tu madre TE ESCUCHA? ¿En serio? ¡No me creo NADA!)

Inés, ¡exacto! Muy bien. Veo que has captado el mensaje CLAVE.

El cumpleaños es el momento que aprovechamos para recordarle todas estas bellas anecdotillas de su "método educativo". Ella repite mucho eso de: "sois malas. Si os mordéis la lengua, os envenenáis." Todo con mucho HAMOR, claro.