martes, 6 de marzo de 2012

Qué mono

Todas las tardes mi jefe se trae a uno de sus vástagos al estudio. Si hay suerte (¡ja!) se trae a ambos. El más pequeño de ellos (el futuro friki) nada más llegar corre al baño a defecar como si no hubiera un mañana.

Yo no digo nada (y eso que la pequeña bestia está podrida), es lo más natural del mundo y no seré yo quien cohiba al cagoncete, pero.... ALGUIEN DEBERÍA ENSEÑARLE A USAR LA ESCOBILLA.

5 comentarios:

EmeA dijo...

Un pequeño friki con una escobilla lo más probable es que intente jugar al quidditch

Goethita dijo...

Jajajaja! ¡Qué gran verdad! Menos mal que me has avisado, voy corriendo a esconderla.

Holden dijo...

Tronca, tienes que educar a tu jefe :P

apple dijo...

Niños quién no quiere varios! madre mía, deberías darle de comer algo que estriña, para que aguante hasta que llegue a casa

Goethita dijo...

Holden, IMPOSIBLE. ¡Ya es tarde! La única salida que se me ocurre es "muerte accidental por golpe contundente en la cabeza" ¿Qué tal si te encargas tú?

Apple, ¡buena idea! ¿el cianuro es astringente, verdad?