martes, 30 de abril de 2013

Una noche en la ópera. Parte I

Estas navidades mi familia decidió que fuéramos todos juntos a un concierto de música clásica (a mí no me miréis, siempre he pensado que soy adoptada). Mis queridas hermanas, aprovechando mi superpoder de estar siempre en la parra, corrieron como gamos a elegir asiento y me dejaron AL LADO DE MI MADRE (serán c*br*n*s las muy....) Pero en fin... cosas peores han pasado (bomba atómica, Hitler, peste negra, muerte de Chanquete... y ya). 

Me acomodo en la butaca, coloco mi bolso-abrigo-bufanda-guantes-gorro-forro polar-orejeras-edredón nórdico-estufa como puedo (los obesos tienen que reservar cuatro butaquitas ¿no?) prohíbo a mi madre dirigirme la palabra, bufo a mi hermana por invadir mi asiento, robo un programa al viejito de delante y me dispongo a disfrutar del concierto (y a intentar no dormirme)

En los primeros intermedios entre canción y canción, la gente aprovecha para toser un poquillo. Minutos después, la gente tose COMO SI NO HUBIERA UN MAÑANA. La orquesta se ve obligada A ESPERAR porque está TODO DIOS tosiendo.  ¿La gente es idiota o qué? ¡Viva la sugestión! Como saben que no pueden toser, se mueren por hacerlo. 

Me giro hacia la derecha para despotricar de la gente y me encuentro a mi madre ECHANDO EL PULMÓN POR LA BOCA.  ¡¡Arghhhhh!! ¡Qué vergüenza, por dios, QUÉ VERGÜENZA!

-Pero... pero... ¡eres lo peor!

-Coff coff ¡Hija, que me estoy ahogando! COFF!!! COFFFFFFFF!!!!

-Ya será menos, eso te pasa porque SABES que no puedes toser. Concéntrate en la música y ya verás cómo se te quitan las ganas.

-Cofff coffff ¡no puedo! ¡NO PUEDO! COFFF COFFF ¡ME AHOGOOOOO!

-¿Seguro que tengo tus mismos genes?

-Cofff cofff ¡no sé de qué hablas! COFFF COFFFF

Pasado un tiempo a mi madre se le olvida toser porque empieza a aburrirse MORTALMENTE.

-¿Cuánto queda? Ya no puede quedar mucho ¿no? ¿NO?

Miro el programa....

-Queda más de la mitad

(¡Que dios nos pille confesados!)

CONTINUARÁ

8 comentarios:

Pal dijo...

Ohhhh Yo quiero ir a la ópera!

Eso sí, con mi madre NO que es un horror. Si le gusta lo que ve, dice cosas como "¡Mira!" "Ohhhhh" "¡pero mira!" Y si no le gusta, RONCA.

Martes dijo...

¡Mi padre es como la madre de Pal! De hecho, siempre recuerda que el Hobbit le gustó porque a pesar de que dura tres horas no se durmió ni nada. Lo dice a menudo, para que le felicitemos.

raindrop dijo...

A los conciertos hay que ir tosido de casa. Qué va a ser esto.

Ah, y si se aburre y te pregunta si falta mucho, tú le dices que ya está terminando, que es la última pieza. Y si ve que paran, el público aplaude y luego siguen tocando (y así varias veces), le dices que es que están haciendo muchos bises.

Ah, y ya veo que tú NO eres una mujer friolera. Estás perfectamente adaptada para la vida en Oymyakon.

Microalgo dijo...

Nessum dorma excepto tú.

Efe Morningstar dijo...

Yo me habría dormido pese a la tos de tu madre. Soy el mejor del mundo en eso.

Microalgo dijo...

Mi hermano adquirió fama imperecedera entre sus amigos el día que se durmió en una discoteca... con la cabeza apoyada en un bafle.

Sí, astrofísico. Claro.

Goethita dijo...

Pal, mi ex se quedaba dormido en el cine y RONCABA. Me tiraba media peli pegándole codazos en el costado y él: "¿QUÉ PASA? ¡¿¡QUÉ PASA!?! ¿Me he dormido?" Y yo: "qué va, apenas. No te ha dado tiempo a ver ni el título de la peli" ¡Lo que se hace por amor!

Martes, errr... esto... ¿estás llamando a la madre de Pal bigotuda?

Rain, calla, calla... EFECTIVAMENTE hicieron un bis. Mi madre casi se levanta y les pega, primero a ellos y luego a la gente por aplaudir y no permitir que se acabara su agonía.

Efe, ¡JA! Que te crees tú que mi madre te iba a dejar. Tiene la bendita manía de empujarte cuando te habla. En plan, ¡no te pierdas mis sabias palabras! ¡Toma golpe con el hombro para captar tu atención!

Micro, un conocido que tengo se queda dormido en los bares DE PIE. ¡Hay fotos que lo demuestran! Por un precio módico os las paso.

NáN dijo...

Oyesh, qué nivel cultural el de la family. A la ópera en las fiestas especiales.

En esos sitios, la gente es fina y tose. En los campeonatos de petanca somos más de gargajeo.