lunes, 11 de marzo de 2013

Cualquier tiempo pasado fue mejor. O por lo menos sus vaqueros.

 INTRODUCCIÓN NOSTÁLGICA (Ains, qué tiempos)

Aún recuerdo cuando los vaqueros eran rígidos, duros e inflexibles y yo, como buena adolescente lers, me empeñaba en comprarme los más ajustados que encontraba. Claro, luego abrochárselos era una hazaña digna de dioses. Y ya no digamos sentarse o por ejemplo, subirse al autobús. Sí, sí, que ahora los buses son bajitos e incluso se inclinan para facilitar el acceso, pero antes había que tener la agilidad de una cabra del himalaya (capra falconeri) para conseguir trepar hasta ellos sin matarte.

Hola, soy una capra falconeri y soy famosa. ¡Salgo en la wiki!


DESARROLLO DE "LA ACCIÓN" (Nuestra sexi protagonista y su ropita)

Pues bien, el otro día me compré unos vaqueros. Me parecieron DEMASIADO ajustados (¿es necesario que parezcan una segunda piel y no disimulen ni un mísero defectillo? No es que yo tenga defectos, claro, lo digo por las otras, las pobres imperfectas. Por ellas. Sí. CLARO) Bueno, decía que como tampoco me entusiasmaba la idea de ir embutida cual morcilla (¡¡¡ahh, la bendición de la edad!!! que hace que pases de todo) decidí comprarme una talla 36 en vez de una 34 que es la que uso habitualmente.

Me he subido al tren absolutamente divina. Me he sentado. He cotilleado. He escuchado conversaciones ajenas, y al bajarme, mi fantástico pantalón estaba COMPLETAMENTE dado de sí, lleno de arrugas y bolsas por todas partes. Y medio colgón. Sí, amigos, medio colgón, llevo un pantalón "cagao" como los modernos. 
Pero ¿de qué p*t* m**rd* hacen ahora los vaqueros?

10 comentarios:

Pal dijo...

Sip, sé por lo que estás pasando, te acompaño en el sentimiento.

Ahora por lo visto tenemos que calzarnos una talla menos, llorar en el probador para meterlos, llorar en probador para sacarlos y ENCIMA de darles espectáculo, pagar.
Que antes, comprabas unos y eran caros pero los tenías perfectos durante 5 años. Ahora por muy baratos que sean, no rentan.

Goethita dijo...

Además eso. Soy tan lers que decidí ir a comprarme los pantalones un día que llevaba vaqueros y MEDIAS POR DEBAJO (¡A friolera no me gana NADIE!)

¡Vaya número en el probador! Por poco salgo con cuatro dedos rotos, las rodillas retorcidas y la cadera dislocada. ¡Qué ruidos! Casi me echan pensando que estaba frincando (mucho más humillante la realidad, claro)

Juan Car dijo...

Yo hubiera pagado por verlo ;-))

breadbimbo dijo...

Seguro que en el móvil llevas politonos de juan magán. Estás viviendo una segunda (o tercera) juventud.

raindrop dijo...

heeemmmmm... estooooo... no, nada.
Mejor, nada xDDD

breadbimbo dijo...

Habla gallego, HABLA.

Goethita dijo...

Juan Car, especifica. ¿Hubieras pagado por verme con pantalones colgones o por verme frinkando en un probador? ¡¡¡¡ÜBERCOCHINO!!!! (Esto... sólo por curiosidad.. ¿cuánto estás dispuesto a pagar?)

Bimbim, ¿juan magán? ¡No insultes mi gusto musical! ¡CAMELA FOREVER!

rain, por una vez bimbim y yo somos UNO. ¡HABLA! (y atente a las consecuencias, claro)

raindrop dijo...

Solo en presencia de mi abogado
xD

Microalgo dijo...

Dama Goe:

a) La entiendo.

b) La adoro.

En fin.

Goethita dijo...

rain, COBARRRRDEEEE!!!!!!

Micro:

a) ¿tú también llevas los pantalones cagaos?

b) ¡MUY BIEN! ¡Cómo se nota que eres un tipo listo! A ver si aprenden los demás.

En fin.